Etiquetas

, ,

Si en los años 60 o 70, preguntásemos en la Plaza Gomila por D. José de los Ríos, es muy probable que nadie supiese contestar, ahora, si preguntabas por D. PEP, o Mestre PEP de JOE,s, la respuesta seria inmediata.

Don Pep, además de ser el mejor barman que he conocido-y que no se me enfaden otros buenos amigos míos -, era el Señor de Gomila; Barman, amigo, psicólogo y hasta confesor, aguantándonos con paciencia infinita.

Yo le conocí y me precio de haber sido amigo suyo, en el” turno de mañana” que empezaba a eso de las 12 del mediodía y terminaba puntualmente a las tres de la tarde, y digo a las tres porque D. Pep, no cedía ni un minuto, salíamos los clientes en tropel a seguir la juerga en el bar Bellver y en el Palace por este orden.

Debido a mi profesión solo me lo podía disfrutar en verano y algunas vacaciones y raro fue el día en que falte a la cita.

Nunca bebí uno de sus DRY,s, yo “degustaba” el Whisky Bells, pero me quedaba asombrado viendo la mano y el arte que tenia preparándolos, le daba igual una copa que doce, nunca faltaba ni sobraba una gota.

Espero ir contando anécdotas suyas, algunas vividas por mí y otras contadas, y espero que otras, las mejores de su hijo Pepe de los Ríos.

En la foto, como no le vemos preparado para servir un Dry.

Anuncios