JUAN FERNANDEZ,”JUANITO“. Una bonita historia del Club Palma contada por Nito Rosselló. (Tradición oral).


*Foto de FAM. FOTOS ANTIGUAS DE MALLORCA.

Nito Rosselló, no necesita presentación para los que hicimos del Club Natación Palma nuestra segunda casa, creo que ocupó todos los cargos posibles en todas las juntas directivas, era característica su imagen de “speaker” en todas las competiciones: “Se va a dar la salida…silencio por
favor“; y además era una gran persona.

Una de esas tardes tontas de verano, Nito le contó a Juanito una curiosa historia del Club sobre Don Antonio, el que fue conserje perpetuo, comúnmente conocido entre nosotros como el Sheriff. Tal como me la ha mandado Juanito que la llama la “Refundación del CNP” la escribo:

Durante la Guerra Civil, el club fue prácticamente abandonado de tal forma que el año 39, el club estaba sino en ruinas, sin muebles, sin electricidad, sin Junta directiva, por no haber no había ni socios….

Nito, los hermanos Riera y otros (debió de nombrarlos pero no los recuerdo) decidieron volver a poner el club en funcionamiento provocando para ello una reunión en el propio club, parece ser que se tuvieron que sentar en cajones viejos y alumbrarse con velas, faltaba todo…


*La foto no es muy buena, pero se ve a Don Nito, sentado con su mesita y su micrófono.

Y aquí la anécdota, al llegar al club, la única persona que encontraron fue a Don Antonio que de alguna forma se había enterado de la reunión, el hombre quería comunicarles algo, pero se lo quitaron de en medio temiendo que les añadiese problemas a los que ya tenían, por ejemplo reclamar sus sueldos atrasados. La reunión fue dura y larga, al finalizar sacaron entre otras la conclusión de que para ponerse en marcha, necesitarían un mínimo de 50.000 pts de la época, que significaba en aquellos años de carestía una barbaridad, por lo que salieron muy desanimados.

Al salir, Don Antonio seguía allí (que pesado pensaron) y no les quedó más remedio que atenderle, Don Antonio muy nervioso les entregó un paquete y les dijo: “Háganse cargo de esto que ya me pesa tanta responsabilidad, son 54.000 pts, como en estos pasados años nadie me ha dicho nada, ni he podido hablar con nadie, me he preocupado de ir
cobrando las cuotas de
los socios, aquí les entrego el dinero y los papeles con las cuentas”. Así se empezó a refundar el club.


Foto de los felices años sesenta, os podéis ir buscando por las gradas.

*Las cantidades son aproximadas, Juan no las recuerda en detalle.

 

Por cierto y hablando de Don Antonio, recordar que quería tanto a “su club”, que al jubilarse pidió permiso para seguir vistiendo su uniforme. La actitud de Don Antonio, merece muchos adjetivos, entre otros honradez, lealtad…y con nosotros mucha paciencia.

Queda aquí pues la anécdota que Nito transmitió a Juanito y este nos ha remitido, como una pequeña aportación más a la historia del Club que aún no se ha contado.

 

 

 


 

Anuncios